Desplegar menú
EN
Desplegar menú
EN

A LA SOMBRA DEL VOLCAN (El lado humano y solidario)

Un 19 de septiembre cambió nuestras vidas para siempre. Lloraron las estrellas al contemplar cómo la naturaleza embestía con furia contra una remota y pequeña isla del Atlántico y contra la frágil y efímera existencia de sus habitantes. Aunque la población de Benahoare (llamada así por nuestros ancestros) ya era consciente de la inminente erupción volcánica, nunca imaginó la magnitud de su devastación ni el terrorífico drama social y humano que ocasionarían los vertidos magmáticos de este demonio sin nombre y sin alma que explosionó al suroeste de la isla, en una zona montañosa cubierta de pinar conocida como Cumbre Vieja. Entonces, formarían parte de nuestras vivencias cotidianas un incesante tremor, la tortuosa ceniza que todo cubría, un cielo gris irrespirable, un manto rojo incandescente asesino de sueños que dejó tras de sí un manto oscuro de muerte y un irreconocible paisaje antes hermoso y productivo, el rugir continuo de una bestia deforme venida de las entrañas de la tierra, miles de viviendas y cultivos sepultados para siempre ante la atónita mirada de sus propietarios. El río de fuego y roca pondría fin a cada uno de estos lugares tan llenos de historia familiar, de tradición, de sueños y de sacrificio. Durante varios meses reinaron en la Isla Bonita incertidumbre, tristeza, impotencia, dolor, miedo, desesperación, pero también fue real y tangible una inmediata avalancha de solidaridad y voluntariado, de lucha, de responsabilidad y un amor incondicional por todas las personas y animales afectados, pues nada es un pueblo sin los seres que le dan forma y vida. Ya nadie cuenta con volver a la normalidad. La catástrofe es un hecho que debemos asimilar. El Valle de Aridane sabe que será un nuevo comienzo de arduo y lento recorrido, pero que sobra voluntad y corazón para reconstruir todo lo bueno que aún está por llegar a esta hermosa tierra canaria. Nunca olvidaremos a Todoque, La Laguna, El Paraíso y tantos otros hermosos barrios y lugares que de un modo u otro formaron parte de la historia de todos los palmeros.

Una parte del recinto provisional para ganado evacuado
Una parte del recinto provisional para ganado evacuado
Una parte del recinto preparado para la llegada de nuevos animales y al fondo el volcán.
Una parte del recinto preparado para la llegada de nuevos animales y al fondo el volcán.
Mostrar más fotos ›
InicioA LA SOMBRA DEL VOLCAN (El lado humano y solidario)
Información sobre cookies Información sobre cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar navegando entenderemos que aceptas nuestra política de cookies
Aceptar